LUNA LLENA EN LEO – ECLIPSE TOTAL DE LUNA – ENERO 20 – 21

0
156

ASTROLOGÍA ARQUETÍPICA – CRISTINA LAIRD

Este eclipse lunar, el primero del año, cae en los primeros minutos de Leo-Acuario y es el eclipse número 27 del ciclo saros 134. Esta serie comenzó el 1 de Abril del 1150 y está compuesta de 72 eclipses lunares. Este particular eclipse aunque sea el número 27 del ciclo, es el 9º eclipse Total. El último eclipse total de Luna de esta serie será el 26 de Julio del 2325, aunque esta serie de eclipses lunares finalizará en Mayo del 2830. Esto es para que tengáis idea de la magnitud de cada uno de estos eventos celestiales que a menudo tomamos como simples y sin mucha trascendencia.

Como explica Fred Espenak en eclipsewise.com“La periodicidad y recurrencia de los eclipses lunares se rige por el ciclo de Saros, un período de aproximadamente 6.585,3 días (18 años 11 días 8 horas). Cuando dos eclipses están separados por un período de un Saros, comparten una geometría muy similar. Los dos eclipses ocurren en el mismo nodo con la luna a casi la misma distancia de la tierra y la misma época del año debido a un armónico en tres ciclos de la órbita de la luna. Por lo tanto, el Saros es útil para organizar eclipses en familias o series. Cada serie suele durar de 12 a 13 siglos y contiene 70 o más eclipses. Cada serie de Saros comienza con un número de eclipses lunares penumbrales. La serie producirá varias docenas de eclipses parciales, seguidos por varias docenas de eclipses totales. La parte posterior de la serie produce otro conjunto de eclipses parciales antes de terminar con un grupo final de eclipses penumbrales.”

Normalmente hay dos grupos de eclipses por año, usualmente 2 en Febrero y 2 en Agosto, pero este año, el primer grupo de eclipses es en Enero, por tanto tendremos 3 grupos o estaciones de eclipses en 2019. Como los Nodos Lunares se están moviendo por la angularidad Cancer-Capricornio, y como ya sabemos que los eclipses se forman cuando hay una luna nueva o luna llena alineada con estos nodos, entonces todos los eclipses serán en este ángulo de signos. Las fechas por tanto son: Enero 6 (Eclipse parcial de Sol en Capricornio) y 21 (Eclipse Total de Luna en Leo) , Julio 2 ( Eclipse Total de Sol en Cáncer, que se verá en Chile y Argentina), Julio 16 (eclipse Parcial de Luna en Capricornio) y finalmente el eclipse anular de Sol el 26 de Diciembre también en Capricornio.

En lo que concierne a la Astrología, este eclipse total de Luna tiene una fuerza especial al caer en el grado 0 de signos fijos, afectando así particularmente la cuadruplicidad de estos signos, es decir: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. Los eclipses lunares tienden a afectar más lo femenino, mujeres en posición de poder y/o  celebridades, y los Solares más los hombres, como políticos y reyes. El grado 0 de Leo-Acuario forma una T-cuadrada a Urano que se encuentra en los últimos grados de Aries, ya en su camino inminente hacia la re-entrada en Tauro el 6 de Marzo, por donde transitará hasta el 2025 cuando finalmente entre en Géminis, pero ya no volverá a Aries,  hasta Febrero del 2095. Este primer decanato de Leo, que algunos atribuyen a la regencia de Saturno,  de acuerdo a los decanatos de Manilio a Aries, por tanto a Marte. Marte se encuentra en su propio signo, y para esta lunación forma un trígono, a la conjunción Venus-Júpiter en Sagitario. Este es un aspecto magnífico en cuanto al ímpetu típico de los signos de fuego de arriesgar, de lanzarse a proyectos y planes con una gran grandeza de espíritu, tal cual lo pide esta Luna en Leo, donde la nobleza del espíritu humano puede expresarse sin reservas. La nobleza de los signos fijos se luce y nos inspira a ser lo mejor que podemos ser, sin dejar que la sombra nos pueda. Pero de acuerdo a Manilio, este ángulo Aries-Libra de los decanatos de esta lunación nos lleva la atención a nuestras relaciones personales.  Afirmando esto se encuentra el Sol en contacto con Juno, y la Luna con Ceres, que parece evocar una salida airosa de conflictos con aquellos que amamos, donde prima el amor por encima del desencuentro.

Aún asi, siendo este un eclipse total de Luna, el conflicto radica en temas que no podemos controlar. Esta lunación forma una t-cuadrada fuera de signo, con Urano en Aries y Pallas en Libra, confrontándonos con temas y eventos fuera de nuestro control, lo que  nos recordara, aquello de que verdadera libertad está dentro nuestro y no en eventos externos. Es fácil culpar al gobierno, a los padres, a la pareja, a la situación en el trabajo, pero finalmente, de quien debemos emanciparnos es de nuestros propios sentimientos negativos, aquellos que nos esclavizan, como la crítica y la culpa. Ante todo estas son lecciones sobre humildad, y la aceptación de nuestras limitaciones. Si bien con Saturno y Plutón en Capricornio y acercándose a la conjunción que ocurrirá en 2020, el sentimiento es de responsabilidad y estructura, no todo en la vida cae sobre nuestros hombros. Eso sí, es necesario que cada uno de nosotros se haga cargo de lo suyo.

Este eclipse es el preludio de lo que este año 2019 se trae entre manos, un tiempo cuando el verdadero Karma se manifiesta en nuestras vidas y los signos cardinales en particular, se confrontan con el resultado de acciones y decisiones del pasado y se nos ofrece a todos, la oportunidad de rectificar, de re-estructurar, de volver a empezar o pasar al nuevo capítulo de nuestra autobiografía. Todos sentimos que ciertos ciclos se cumplen, concluyen y debemos dejar ir de situaciones en la que ya no crecemos.  Este puede ser un proceso más o menos doloroso, de acuerdo a cuanto nos cueste pasar página. Los signos fijos son aquellos que más dificultad tienen en dejar ir de hábitos que deben cambiar para poder mantener la salud física y mental. Esto aplica a todo nivel, desde la dieta diaria, a la salud, las relaciones personales y nuestra relación con lo que hacemos cada día, que incluye el trabajo o profesión que realizamos. Algunos de nosotros nos tendremos que confrontar con un cambio total, otros con re-estructurar lo que hacemos, pero esta conjunción entre Saturno y Plutón nos recuerda  sin rodeos ni excusas, que algo concluye. La opción de que todo vuelva a estar como antes, no está incluída. Ya nada va estar como antes. Cada uno en su historia personal, en su propia consciencia y su estado de desarrollo. Siendo esta conjunción en Capricornio, el pedido del Cosmos es de toma de responsabilidad y estructura. Muchos jóvenes sentirán que crecen y maduran de golpe, muchos niños tomarán consciencia que la vida no es sólo diversión, sino que todos debemos hacer cosas serias y complicadas. Garantías? Ninguna! Solo el sentimiento que debemos hacer aquello que debemos hacer. Por supuesto que nada de todo esto es algo negativo o destructivo, todo lo contrario. El pedido del Cosmos es de que nos probemos a nosotros mismos todo lo que podemos hacer, que nos confrontemos con nuestros miedos y aún así sigamos el camino con el convencimiento que llegaremos a donde queremos llegar, aún cuando no estemos seguros de la dirección exacta. Si hay una bendición que emana del arquetipo de Saturno es la Paciencia y el profundo deseo de hacer lo correcto. Nada tranquiliza el alma como saber que uno está haciendo lo que ella nos pide. Nada nos quita más el sueño, que la consciencia de que no hacemos lo que nos pide nuestro corazón. Por tanto, re-inicia con convicción y decisión, pues el Cosmos parece premiar a aquellos que arriesgan, pero no a lo loco, sino con responsabilidad y perseverancia, con fidelidad a eso que sabemos que debemos hacer, no desde la fantasía irresponsable, sino desde el amor y el entendimiento, que aunque no haya garantías, es lo que debemos hacer.

Esta Luna se le llama Luna de Lobos y de Sangre por el color rojizo que adopta durante el eclipse. Si conectas con el Lobo ancestralmente, esta es tu Luna Llena.

Publicado el 

Recuperado del Blog: https://astrologiaarquetipica.wordpress.com/2019/01/13/luna-llena-en-leo-eclipse-total-de-luna-enero-20-21/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here