MANTRA – La Ciencia de las Vibraciones (parte 1)

0
396

 

Mantra no es el nombre de un dios, de una diosa o de una persona. No es una palabra sagrada o parte de un himno, ni una herramienta para la concentración. Los Mantras son vehículos para la expansión de la mente y la liberación de energía. – Swami Satyananda Saraswati –

De acuerdo con Swami Niranjanananda Saraswati – Los mantras son un regalo incomparable de los visionarios de la India al mundo, pues en ninguna otra cultura se puede encontrar un sistema tan elaborado de mantras –

Durante miles de años, nuestros antepasados ​​han trabajado intensamente intentando desarrollar estas técnicas para el control de la mente Los mantras son el medio a través del cual, entendiendo la conexión de la propia vida con la naturaleza y la Realidad Suprema, podemos actuar de acuerdo con la naturaleza y hacer el esfuerzo hacia la evolución y realización de nosotros mismos”. “El mantra se define como “mananat trayate iti manatrah” el poder, la fuerza o la energía a través de la cual somos capaces de liberar la mente de sus obsesiones.

Muchas personas ven los mantras como palabras religiosas o tratan de entender su significado de manera literal, pero en esencia el mantra es una vibración sonora y en la práctica de mantra yoga la persona necesita identificarse con la vibración tanto como le sea posible. Por esta razón es que los mantras siempre se repiten, no solo se dicen una vez. Cuando el mantra se repite por un período prolongado y la persona funde su conciencia en el sentimiento, el canto y la pronunciación y comienza a identificarse con las vibraciones que está creando mientras canta el mantra, entonces comienza a experimentar lo que se llama conciencia meditativa del mantra. Lograr esta conciencia debe ser el objetivo de los alumnos sinceros de yoga.

El proceso mental es un proceso involuntario y no podemos suspenderlo en ningún momento. Incluso si podemos detener los pensamientos, no podemos detener el proceso en el que la mente trabaja. La mente, el pensamiento y la conciencia mantienen su nivel en todo momento; solo podemos crear un vacío, un área mental libre de pensamientos. Pero en realidad el hombre nunca puede estar libre del proceso de pensamiento.

No solo pensamos en el plano consciente. Cuando estamos extrovertidos o introvertidos; siempre hay un proceso de movimiento de los pensamientos que es invisible, eterno e ininterrumpido; que continúa detrás de la cortina mental del individuo. Aunque no seamos capaces de observar nada en ciertos momentos de las práctica meditativas; siempre permanece un movimiento mental constante. La mente individual no es una sustancia homogénea; esta mente es una réplica de la mente universal, la cual podemos definir que está formada con un tipo de material sutil.

Cuando hablamos de controlar la mente, ¿de qué estamos hablando? Definitivamente podemos racionalizar y canalizar nuestras emociones, el patrón de nuestro pensamiento y la estructura de nuestras aspiraciones, ambiciones o necesidades; esta es la mente social. Pero la mente real es invencible y completamente indomable. Por lo tanto, las personas inteligentes que quieren avanzar en el mundo evolutivo espiritual con conocimiento y conciencia deben darse cuenta que para comprender y controlar el proceso de pensamiento, debemos adentrarnos en las esferas más profundas de nuestra mente; y para esto exactamente sirven los mantras.

Mantra Shastra es una ciencia muy antigua y muy profunda, que si se entiende su grandeza y se practica correctamente, puede darnos la victoria sobre nuestra naturaleza inferior para poder sublimarla y crecer como seres humanos. Esta ciencia fue bien conocida en la antigüedad. Ahora, sin embargo, la fe y el entendimiento de la gente en el mantra shastra ha disminuido, el conocimiento real de esta práctica ha estado oculto, como muchas otras prácticas, para preservar con pureza esta gran sabiduría. Por lo tanto, en estos momentos actuales en los cuales los problemas mentales están afectando a la mayor parte de la población mundial, es necesario aclarar esta ciencia por el bien de todos los aspirantes espirituales que quieran beneficiarse de tan estas herramientas tan precisas y efectivas para la evolución humana.

Las escrituras más antiguas de la humanidad son los Tantra Shastras, después de los tantras, nacieron los Vedas. El mantra shastra proviene de los tantras. No fue escrito como los libros ordinarios están escritos. Los antiguos sabios tuvieron revelaciones de los mantras en momentos profundos de meditación, los rishis pudieron elevarse a un nivel muy alto de conciencia, trascendiendo la conciencia material; en estos estados escucharon sonidos cósmicos y estos fueron llamados mantra.

La simple invención y repetición de algunas sílabas en la mente no es un mantra. Ahora está de moda decir que esta palabra o frase es mi mantra. La distorsión actual de las prácticas de yoga ha creado una gran confusión en cada una de sus técnicas. La repetición de palabras en cualquier idioma por más sentido que queramos ponerle, no son un mantra. Cuando los rishis (videntes) y munis (videntes que vivian aislados), cuyas almas ya se habían purificado, establecieron su consciencia a un nivel muy alto, más allá de la mente, a través de la meditación; los sonidos que ellos percibieron.

Por ejemplo se describen en él Âyurveda como el lugar del Agni Chakra (el centro sutil para la generación de poderes metabólicos y energía térmica). Aquel el grupo de energías requeridas para varios procesos metabólicos y fisiológicos tiene su campo de acción que comienza en la boca y se extiende hasta el estómago. El papel mecánico de la boca y su energía (utilizado en el proceso de masticar y tragar, por ejemplo) en el sistema digestivo es bien conocido. Más importante es su papel relacionado con las cuerdas vocales y, por lo tanto, con las funciones de hablar y cantar. El poder del habla es uno de los dones más importantes de la especie humana.

En el nivel burdo, el agni chakra de la boca realiza la fase inicial del mecanismo digestivo, en el nivel sutil, ‘produce’ la voz y ayuda a la pronunciación. En el nivel astral, genera flujos divinos de las corrientes de “Sabda” (sonido del habla) en la conciencia individual. Mientras que los dos primeros son bien conocidos por la mayoría de nosotros, el tercer y más importante rol del área bucal es experimentado solo los expertos del Japa Yoga o repetición de mantra – El cual podemos definir como el esfuerzo espiritual asociado con el japa y la meditación de los mantras.

La entrada de la boca también se considera como una fuente de expresión divina de la energía sónica de múltiples manifestaciones de Sabda. El enorme impacto del japa yoga se basa en este poder sublime de la boca.

Es bien sabido que las palabras habladas bien pueden convertirse en la causa de una relación afectuosa o de odio y hostilidad. Ilustra el hecho de que las palabras no son sólo portadoras de información, sino que retienen y transmiten los sentimientos del hablante. Las corrientes de conciencia del hablante están dotadas en su flujo de habla con las vibraciones sónicas producidas por la pronunciación de estas palabras. Estos elementos producen ‘efectos conscientes’ en el destino con el que colisionan las ondas de sonido asociadas. Mientras que los efectos acústicos podrían estudiarse por medios físicos, los “efectos conscientes”, que son de naturaleza latente y subliminal, solo pueden ser comprendidos y analizados a través de una “Sadhana”(prácticas espirituales de yoga).

La extracción de la esencia del poder consciente de las palabras (sonido) está dirigida al japa yoga. Las vibraciones físicas generadas por el sonido de la enunciación rítmica (japa) afectan el cuerpo del “Sadhaka” (practicante espiritual), su espacio circundante y los elementos conscientes asociados en la práctica; ejemplo: Mala (rosario), Dhoti (tela de algodón sin ninguna costura), etc. La práctica induce y estimula en su mente los centros de energía consciente relacionados con los dominios cósmicos.

La ciencia de los mantras se basa en el entendimiento de las corrientes conscientes de la sabda inherente al sonido musical generado por un ser consciente. El significado literal de los mantras tiene una importancia insignificante en comparación con la configuración específica de sílabas y los fonemas en estas mismas. El Gayatri Mantra es considerado como el más supremo de todos los Mantras Védicos. En términos de significado lingüístico, es una oración universal de estimulación e iluminación del uso del intelecto de manera correcta en todos los seres humanos. Muchas otras oraciones divinas escritas en diferentes idiomas también pueden implicar significados similares, pero lo importante que hay que entender es que el patrón sonoro único el que otorga una importancia única a este mantra no el significado de sus palabras sino las vibraciones que produce y su impacto en los cuerpos físico y sutiles del ser humano.

Los patrones sónicos sutiles de los mantras generan vibraciones específicas en los cuerpos denso, mental y causal del sadhaka y en su entorno. Estas vibraciones potenciadas por la fuerza espiritual del ‘Ser” interno del sadhaka manifiestan los impulsos extrasensoriales de la conciencia suprema.

Los “Bijaa” (Semilla) mantras, siendo sílabos simples como Hrim, Klim, Hum, Yam, etc. son de fundamental importancia en la ciencia de los mantras debido a los efectos especiales conscientes y mecánicos de sus sonidos.

La enunciación cíclica (o canto) bajo diferentes ritmos, tonos e intensidades se practica en el japa de un mantra para hacer diferentes usos de sus vibraciones sónicas.

En “Manasika Japa”, el mantra se pronuncia en silencio, mentalmente, el nivel de sonido “perceptible” aumenta gradualmente; por ejemplo, desde los movimientos silenciosos de los labios y la lengua hasta el murmullo.

El “Sama Gana” (modo vedantino de canto colectivo) de estos mantras, crea muy efectivamente, corrientes muy poderosas con impactos latentes pero inductores en el nivel físico y sutil de la materia y en la conciencia.

La constante japa de los mantras tiene efectos duales: externamente, genera vibraciones en el espacio circundante del sadhaka e internamente estimula los centros extrasensoriales de energías sutiles – los chakras – y a la vez en las glándulas endocrinas dentro del cuerpo físico. El impacto de estos efectos se amplifica significativamente con la repetición continua de dicha enunciación a un ritmo constante.

Los experimentos de laboratorio han demostrado la fuerza física del sonido rítmico que por ejemplo puede capacitar a un pequeño corcho para empujar una barra de hierro pesada. Un gran número de ejemplos del efecto Doppler han demostrado el potencial físico de las ondas de sonido superpuestas.

DOPPLER: un aumento (o disminución) en la frecuencia de sonido, luz u otras ondas a medida que la fuente y el observador se mueven hacia (o se alejan) uno del otro.

Los efectos creativos internos del japa se pueden ilustrar por simple analogía con el funcionamiento de las máquinas de escribir que se utilizaban antaño. Cuando se presiona una tecla en esta máquina, su impacto resulta en la impresión de la letra o símbolo correspondiente en el papel. De manera similar, las vibraciones producidas por la enunciación silenciosa o vocal de una sílaba o combinaciones de las sílabas de un mantra hacen impresiones específicas en los centros de energía sutil, estimulando como también en nódulos nerviosos en el cuerpo físico.

El efecto de fricción que se estimula durante las prácticas de japa dan lugar también a energías térmicas, eléctricas y estáticas, bien conocidas por todos los estudiantes de física. Las vibraciones internas producidas por las ondas sónicas de japa crean estos efectos, activando las glándulas y los centros de energía extrasensoriales que de otro modo no se estimularán dentro de los cuerpos sutiles y físico del sadhaka.

La práctica regular repetida del mismo japa las disciplinas lógicas, son de hecho la raíz potencial del gran desarrollo espiritual que emerge a través del Mantra-Vijnana – poder del mantra.

Las aplicaciones científicas avanzadas por ondas electromagnéticas van desde el control remoto utilizado dentro de naves espaciales; como cortes por láser de metales pesados, etc.  Se puede observar que no es el equipo o el dispositivo, sino que es el “poder” de las ondas de energía que induce efectos estos efectos tan maravillosos.

Los efectos sobrenaturales de las ondas supersónicas generadas por el japa de los mantras son realmente poderosas, pero al día de hoy todavía no se pueden medir porque están más allá del alcance de cualquier dispositivos sensorial de lectura energética.

En términos de ciencia relacionada con acústica (basada en materiales), el sonido se genera mediante vibraciones producidas en cualquier medio físico. Los psicólogos modernos han ido un paso adelante al aceptar el poder latente de la voz que afecta las mentes del hablante y los oyentes; por ejemplo: los efectos de voces duras o afectuosas con mismas frecuencias e intensidades son drásticamente diferentes entre en el efecto que causan. Estas son solo las manifestaciones burdas y a la vez restringidas del poder de Sabda. Las dimensiones de sabda se expanden mucho más allá de los niveles sentimentales físicos, psicológicos e internos; estas  incluyen los reinos sublimes de la conciencia y por lo tanto, forman un tema de investigación por parte de los científicos espirituales.

El japa yoga tiene como objetivo utilizar el poder físico y espiritual de sabda con la ayuda de los patrones sónicos específicos de los mantras. Las ondas sutiles de energía generadas por el japa de un mantra alcanzan el centro cósmico específico vinculado con la Devata (deidad) del mantra y atraen las corrientes sobrenaturales de la conciencia cósmica en cantidades proporcionales.

El universo entero es como un océano electromagnético y consciente de ondas de energía. El flujo de pensamientos y sentimientos se produce a través de un tipo de ondas omnipresentes. Las ondas de energía sublimes producidas junto con las ondas de sonido ‘físicas’ por el japa se extienden en el cosmos y llegan hacia el sadhaka de japa con un impacto amplificado después de ser superpuestas y ‘electro magnetizadas’ por las ondas sutiles de naturaleza similar que existen a lo largo de su camino cósmico.

Los pensamientos divinos o malignos generados por la mente individual influyen en los campos de pensamientos en el entorno atrayendo las ondas de pensamiento de calidad compatible y rechazando aquellas de la calidad opuesta. Las ondas de pensamiento forman su propio campo de atracción que se suma a la expansión de las corrientes de pensamientos correspondientes (divinas o malvadas) en los dominios cósmicos también. Similar es el efecto de las ondas de conciencia generadas por diferentes tipos de sentimientos y emociones.

Las ondas de pensamientos o sentimientos / emociones de un individuo, se fortalecen en campos similares o coincidentes, atravesados ​​por estas ondas durante su viaje cósmico; y debido a la naturaleza periódica del movimiento de estas mismas ondas, finalmente alcanzan su punto de origen. La finalización de cada uno de dichos ciclos amplifica la intensidad de los efectos buenos o malos asociados. Estos efectos inductores, aunque de naturaleza subliminal, en verdad juegan un papel importante en inspirar y moldear el propio carácter y, por lo tanto, en construir el propio destino.

Las ondas sutiles generadas por el mantra-japa son a menudo más poderosas y más rápidas que las ondas de pensamiento del sadhaka. Si se generan repetidamente, de manera cíclica constante, estas ondas supra-sónicas ayudan a crear un ambiente sereno y divino dentro y alrededor del sadhaka, con un fuerte campo de atracción para influir en las otras ondas de pensamientos y sentimientos que pueden colisionar con ellos.

Es bien sabido que los efectos magnéticos compuestos de átomos (partículas) similares dan lugar a su colección densa. Este agrupamiento eventualmente resulta en la formación de una mina, que se enriquece con el aumento en su poder de atracción por el aumento sucesivo en su depósito de átomos similares. De forma equivalente, el dominio de influencia de las ondas sónicas sutiles generadas por el japa de un mantra se expande y se hace más poderoso con el aumento en el número de personas de niveles espirituales similares que realizan japa colectivo.

Las amplificaciones de las ondas de radio emitidas por potentes transmisores en los centros de retransmisión; hacen que su transmisión sea posible hacia todo el mundo. Análogamente, la fuerza de la energía consciente en las ondas generadas por el japa se intensifica junto con el aumento en la fe, la sinceridad, la fuerza y ​​la piedad de los pensamientos y sentimientos del sadhaka.

La calidad de los diferentes sonidos que podemos escuchar, tienen una relación directa con nuestras acciones y reacciones mentales y emocionales. Esto también se puede ver en nuestros encuentros cotidianos. Por ejemplo, el rugido de un león o el trompeteo de un elefante crean una sensación de miedo incluso si se escucha por primera vez o incluso si el oyente no reconoce “¿qué sonido es ese?”. El canto de un cuervo puede resultar irritante sin uno no esta acostumbrado a su sonido, etc… Por el contrario, cada vez que se escuche el dulce sonido de un ruiseñor va a generar efectos calmantes … Las vibraciones latentes en todo tipo de sonido pueden mover el océano de ondas de energía que lo rodean para separar y eliminar las fuerzas de calidad opuesta.

Cada mantra en los Vedas ha sido relacionado con un Devata que simboliza un campo eterno de energía de flujo específico de conciencia cósmica. Cada vez que un mantra es enunciado o cantado de una manera rítmica específica, sus ondas sónicas asociadas, se expanden en un patrón específico, y después de atravesar ciertas capas de energía, las partículas en el espacio circundante, alcanzan y penetran los correspondientes núcleos cósmicos de poderes divinos.

La energía sutil de la mente generada a través de la meditación mientras se realiza una japa, ayuda a la transformación de las ondas de sonido en ondas electromagnéticas para la necesaria transmisión cósmica. La colisión de las ondas del mantra con el correspondiente centro de poder divino produce el reflejo de la radiación cósmica deseada según el objetivo del mantra asociado. Estas ondas regresan a los núcleos de energía física y sutil dentro y alrededor del Sadhaka, o alcanzan algún otro ‘punto’ en el universo como lo indica el patrón de canto específico del mantra correspondiente.

El proceso descrito de transmisión y recepción o comunicación entre el sadhaka y el centro divino es lento, y muestra efectos insignificantes al principio. Su impacto aumenta gradualmente de una manera compuesta con la práctica dedicada y la perfección del japa del mantra, junto con un aumento en la fe intrínseca, la piedad mental, la concentración y la continencia del sadhaka.

 

Ciencia del Mantra y el Yantra

La expansión de la mente se lleva a cabo a través de ciertas técnicas en las que es necesario aislar ciertas partes de la mente y permitir que disminuya la velocidad de las ondas que generan los pensamientos. Este es el proceso utilizado por las técnicas tántricas. En este sistema, la primera técnica para expandir la mente y darse cuenta de esta misteriosa sustancia detrás de la existencia del hombre, es la ciencia del mantra.

Los mantras como hemos dicho son vehículos para despertar las fuerzas más profundas dentro de uno mismo. Cada mantra tiene ciertas longitudes de onda y frecuencias que pueden penetrar en la estructura interna de la mente. Si practica un mantra incluso sin tratar de concentrar su mente, las ondas sonoras que resuenan durante la práctica penetran a través de su sistema físico e inter-físico. Los diferentes tipos de ondas que inicias mientras repites el mantra, impregnan una nueva dimensión de tu conciencia de acuerdo con tus prácticas.

Cuando se canta un mantra se producen: ondas estacionarias, ondas resonantes u ondas rítmicas; estas diversas ondas, no solo influyen en la atmósfera exterior, sino en toda la estructura mental de tu personalidad.

Un sonido no es solo un ruido. Es una onda que transmite vibraciones eléctricas con ciertas cantidades de energía. Cuando practicas mantra, el sonido producido se mueve en un cierto patrón. Sin embargo, el sonido grabado por tu conciencia no es exactamente el mismo que el sonido que se escucha a través de sus oídos. En lo más profundo de la mente, el sonido de cada mantra tiene su propio arquetipo. Por lo tanto, el sonido del mantra tiene un efecto totalmente diferente en nuestra conciencia que otros sonidos que podemos producir o pronunciar.

Mucha gente pregunta, ‘¿Qué es Om?’ Om es la dimensión de tu conciencia. Cuando cantas Om, penetra en tu conciencia y asume un patrón geométrico. Cada sonido tiene una forma específica: circular, triangular, rectangular, hexagonal y casi cualquier combinación de diferentes tipos de patrones geométricos. Estas formas no son hipotéticas, suposiciones o imaginarias, sino que son reales. Cada sonido tiene su propio arquetipo correspondiente. El arquetipo del mantra se conoce como yantra.

 

Sin necesidad de concentración

La práctica de los mantras crea una gran fuerza dentro del ser interior del sadhaka. Aunque este puede concentrarse con la ayuda de un mantra, el mantra no es una herramienta de concentración. El propósito del canto del mantra es impregnar todo su cuerpo, mente y espíritu con vibraciones espirituales resonantes. Por lo tanto, cuando practican un mantra, incluso si sus mentes no están concentradas, siguen obteniendo los beneficios completos. En las técnicas tántricas, el mantra es la primera y más importante práctica, que no requiere concentración.

 

El proceso

Los sonidos que recibes y los sonidos que haces crean ondas resonantes en las profundidades y en la superficie de tu mente. Estas ondas de sonido tienen varias formas conocidas como mandalas; estas llegan a las profundidades de la mente. Como analogía podemos decir que si tomas una piedra y lo arrojas al agua generas a un grupo de ondas circulares que se expanden hacia todas direcciones desde un punto de origen fácil de ver.

El proceso de mantra es muy similar. Para la práctica de japa el sadhaka en primer lugar fije su mente con los ojos cerrados en la punta de la nariz o en uno de los centros energéticos sutiles – chakras. Esto es muy importante, porque cuando los globos oculares se mueven, los ritmos del cerebro se ven afectados y las sombras que se deslumbran ante los ojos cerrados también se mueven: el nivel de conciencia no se estabiliza apropiadamente. Por esa razón, los ojos tienen que estar absolutamente estables. Para crear estabilidad se debe encontrar un centro como la punta de la nariz o el entrecejo, etc. …  Cerrar los ojos y fijar la mente allí. Ese es el punto uno. En segundo lugar, por ejemplo; si eligiéramos la nariz, esta, está directamente conectada con el perineo, que es el asiento del centro del chakra mooladhara. Cuando te concentras en la punta de la nariz, los impulsos se siguen moviendo desde la punta de la nariz hasta el perineo.

Después de concentrarse en el punto más adecuado para su práctica, tome conciencia de la respiración, la respiración natural que se mueve a una velocidad media aproximada de quince repeticiones por minuto. La respiración tiene que sentirse en la punta de la nariz, fluyendo a través de ambos orificios nasales. Luego se sincroniza su mantra con la corriente natural de la respiración, ya sea un mantra con inspiración y uno con expiración, o más de un mantra con inspiración y expiración. Todo depende de la duración de su mantra y de su elección personal.

 

Desbloquear la caja de Pandora

¿Qué pasa cuando estás practicando mantra? Cada vez se expresan más pensamientos. La mente se vuelve inestable haciendo que diferentes impresiones mentales surjan desde las profundidades de la mente subconsciente. ¿Significa esto que el sadhaka no está progresando? ¿Es un síntoma negativo? No, durante el período en que se practica el mantra, cuanto más salvaje se vuelve la mente, mejor es para el practicante. No se requiere claridad, tranquilidad o pasividad mental. Lo más importante es enfrentar la mente, ver todo el proceso y dejar que los pensamientos que están enterrados en lo más profundo de la mente subconsciente salgan a la superficie.

Pensar en realidad no es un proceso en el cual la mente se mueve de aquí para allí. Así como ves el sol moviéndose, pero la tierra no. Esta es una de las cosas más importantes que todos practicantes de yoga debemos entender. Aunque uno siente que los pensamientos o las emociones se mueven de manera incontrolada, en realidad eso es solamente la propia experiencia y sentimiento del sadhaka. El, ve todo parte por parte, y por lo tanto, siente que la mente se mueve del pasado al presente y del presente al futuro, del futuro al pasado y del pasado al futuro. Pero la realidad es que la mente universal tiene una completa estabilidad que no se separa por el tiempo y el espacio. El tiempo y el espacio están dentro en su matriz.

Por lo tanto, cuando se practica un mantra, el sadhaka debe sentirse tranquilo en todo momento, cuando su mente se mueve en cualquier área relacionada con el pasado, el presente y el futuro. Cuando pensamientos malvados o despiertan en su mente o cuando tiene pensamientos de Dios y compasión; para un sadhaka todo es lo mismo. Si quiere aplastar la idea del mal, debes aplastar la buena idea también. Este es un punto muy importante, y es aquí donde todo el proceso de la vida, de la evolución, está estancado. Aquellas personas que han sido capaces de trascender las barreras de la vida, lo han hecho solo después de darse cuenta de esto. EL punto importante es aprender a no identificarse con la mente ni los pensamientos que se mueven dentro de esta.

Si se espera que la mente esté tranquila como una noche de luna llena, libre de nubes y truenos, en la playa más bonita del mundo; eso nunca será posible; la tendencia de la mente es de oscilar entre diferentes tipos de pensamientos. Cuando se practica un mantra, recuerda que no lo estás practicando para detener este proceso eterno; para aplastar la base de tus facultades, tu conocimiento, tu iluminación. Reprimir un pensamiento o una emoción es destruir la base misma de la vida, de tus aspiraciones y tus deseos. El hombre necesita del uso de toda la mente para trabajar en cualquier campo de manera efectiva. Los mayores descubrimientos de la historia, las mayores victorias, las mejores pinturas, composiciones y realizaciones son productos de la mente.

Por lo tanto, cuando practiques mantra, ten en cuenta lo que te venga a la mente. No coloque las cosas en categorías y compartimentos: ” Hoy tuve muy buenos gracias a Dios”. o, ‘Hoy mi meditación fue muy mala; durante toda la práctica he estado teniendo pensamientos horribles “. No, aquí es donde estamos cometiendo un gran error. Cuando fijas tu mente en la punta de la nariz, en la respiración y en el mantra, cuanto más profundo avanzas, más grande será la manifestación de la mente en su totalidad.

 

Olvídate del control

La mente tiene infinitas experiencias, imágenes, realizaciones e ideas. Por lo tanto, no podríamos simplemente decir: ‘Cierra los ojos, controla tu mente y practica un mantra. Al tratar de controlar la mente, estás creando una división en tu personalidad. ¿Quién eres y a quién estás tratando de controlar? ¿Quién es el controlador, quién está controlado y quién controla el proceso de control? Todo es usted; su mente y dos percepciones al mismo tiempo. Al tratar de controlar se está creando un conflicto entre las dos percepciones que han surgido en usted. Es por eso que las civilizaciones se han vuelto esquizofrénicas y neuróticas. Las religiones y los diversos sistemas de creencia crean conflictos y confusión en la mente.

El hombre no vive por fe o creencia. El hombre vive por un absoluto sentido de descubrimiento y experiencia. La fe y la creencia tienen sus limitaciones, pero las experiencias no tienen limitaciones. Puedes explorar en la eternidad en el infinito descubrimiento a través de la propia experiencia. Pero una vez que te paras y dices: ‘Lo he encontrado’, eso es fe o creencia, y eso es establecer limitaciones a tu capacidad, a tus potencialidades.

Entonces, cuando se practica un mantra se exploran las áreas más grandes y profundas de la mente. No solo se en las pasiones, ambiciones, sueños y compasiones; verás miedos horribles, pensamientos que nunca podrías pensar en los planos mentales psíquicos o parapsicológicos.

La gente a veces quiere tener un mantra para repetir porque su mente está muy inquieta y no puede concentrarse. ‘Esto no es posible. Los mantras no tienen este propósito. El inconsciente tiene que ser explorado y los mantras son las herramientas para este proceso.

La ciencia del mantra es una parte importante del tantra. En el tantra se dice que los mantras pueden influir en la totalidad de la conciencia humana y el destino. Por lo tanto, cuando nos proponemos practicar el mantra, debemos olvidarnos del control de la mente.

La concentración sobre un mantra se puede practicar en cualquier parte de los cuerpos físicos o sutiles, no solo en la punta de la nariz a ajna chakra. Puedes practicar la conciencia del mantra en cualquier otro chakra y su correspondiente paralelo físico como el ombligo, el centro del corazón, el centro de las cejas o incluso en la coronilla de la cabeza – el chakra sahasrara.

Hay cuatro formas en que se puede practicar mantra: (i) baikhari – en voz alta; (ii) upanshu – susurrando, con movimiento de los labios; (iii) manasik – silenciosamente en la mente, sin movimiento de labios o lengua, sin agitación en la garganta; (iv) ajapa japa – espontáneamente con la respiración.

Cuando el sonido se produce en estas cuatro formas diferentes, se producen diferentes tipos de ondas. Cuando cantas Om en voz alta o en un susurro, creas una onda estacionaria. Cuando lo repites silenciosamente en la mente, se produce una onda resonante. El mantra espontáneo sincronizado con la respiración crea una onda continua y rítmica que tiene un amplio rango de vibración. Cuando cantas el mantra con toda la boca o solamente los labios, se produce rango corto de vibración.

Esto no significa que no debes cantar en voz alta, pero esta es la forma inferior. Sentir el mantra espontáneamente es la forma más elevada. Para obtener los mejores resultados, mantra debe practicarse en la siguiente secuencia: Primero cante en voz alta, produciendo el sonido con la boca. Después de unos meses, simplemente susurra en los labios, sin producir ninguna vibración. Luego, más o menos después de un año, fija un punto en el centro de la cejas, la punta de la nariz o en el corazón, y repite allí tu mantra en silencio, sincronizandolo con el ritmo espontáneo de su respiración. Esta es la forma más importante. Si el mantra debe penetrar en la conciencia interna, para llegar al punto donde se originan los pensamientos, donde emana la conciencia y comienza la evolución, entonces debe practicarse esta última forma de conciencia del mantra espontáneo, llamada Ajapa Japa.

La aceptación de la mente en su totalidad es una actitud muy importante, especialmente durante la práctica del mantra. Vivir con nuestros propios pensamientos y sentimientos es a veces muy difícil. Si puede salir de estos patrones entendiendo y aceptando su mente y su calidad de vida; el entendimiento de la misma cambiará muy positivamente. No importa cuánto tiempo puedes sentarte en posición sosteniendo tu mala. Puede estar quince años practicando todos los días y seguir luchando con la mente. Lo que importa es aprender a vivir con su propia mente, entenderla y utilizarla apropiadamente. Siempre que su mente se perturbe, debe descubrir cuál es la causa de la perturbación. Intente ser un testigo de todo lo que está sucediendo; esta es la actitud que debe desarrollarse en la práctica del mantra. Finalmente, cuando haya terminado la práctica, fije su mente en un punto, por ejemplo, la punta de la nariz o el centro de la ceja, durante cinco minutos y visualice allí el símbolo de su mantra.

Si continúas con esta práctica regularmente, tratarás tus propios problemas mentales, corrigiendo los comportamientos mentales negativos. Usted se convertirá en su propio doctor mental. Además de esto, desarrollará una amistad íntima con su mente, haciendo que todas las fantásticas facultades que la mente puede desarrollar se abran ante usted. La mente es telepática, clarividente, psico-telequinética; tiene cualidades infinitas. Puede decidir tu futuro y convertirte en un guerrero, un soldado, un estadista, un artista o un santo. Por eso debemos saber cómo hacer uso de ella.

La tranquilidad no es necesaria cuando practicas el mantra, ni es el objetivo. Si desea deshacerse de la hipertensión, la presión arterial o el estrés coronario, y está tratando de tranquilizar la mente, puede esperar otro ataque al corazón. Tranquilidad es un ideal humano. El hombre tiene que aprender a vivir con la realidad. La naturaleza vive con estrés. El universo está viviendo con estrés. Lo importante es aprender a vivir con el estrés que nos trae la vida día a día. Ese es el objetivo final. El estrés es lucha; la lucha es la vida, y la vida es un proceso de progreso en el cual se aprende a base de superar los momentos estresantes.

 

Sonidos revelados

Cuando los rishis alcanzaban los niveles más altos de meditación recibieron los sonidos conocidos como mantras. Por lo tanto, estos no son no son una creación de la mente humana. Fueron percibidos de las fuentes más altas de conciencia. En el islam se dice que el Corán fue revelado por Dios, lo que significa que quien recibió el Corán había alcanzado un estado yóguico muy alto. De la misma manera, los cristianos hablan de la Biblia como una escritura revelada. Sanatana Dharma, la eterna religión védica, también se entiende como revelada. Los Vedas no fueron escritos por el hombre. Esto, sin embargo, no significa que la pluma que los escribió estaba en manos de Dios; sólo significa que fueron revelados a los rishis en el estado trascendental. Lo mismo se dice sobre los Ramacharitamanas.

 

Bija mantras

Los bija mantras son como pequeñas bombas de tiempo que explotan justo en el momento correcto. Así como siembras una semilla en la tierra de la cual crece un árbol para dar miles de frutos; los bija mantras contienen un poder similar. Con la práctica del Anushthana (la repetición prolongada del mantra durante un período fijo de tiempo y un número específico de malas), se despierta el poder del mantra. Cuando ese poder se despierta, la conciencia toma la forma del mantra. Y ahí es cuando comienza el verdadero trabajo del mantra.

Los bija mantras son sonidos muy potentes que tienen efectos significativos e instantáneos.  Hay miles de bija mantras, pero solo conocemos algunos de ellos. Cada bija mantra tiene su propio elemento y cada elemento está asociado con un centro en los cuerpos físico y sutiles. Por ejemplo, Om pertenece al éter, el elemento más sutil. El asiento del éter es ajna chakra. Por lo tanto, Om es el mantra de ajna y se considera que es el padre de todos los bija mantras. Aquellos que son buscadores serios de la realidad absoluta usan el mantra Om.

Esta es solo una breve ilustración del bija mantra, sus elementos y chakras asociados. De la misma manera, el bija mantra Lam pertenece al elemento tierra, el asiento del chakra mooladhara. Vam pertenece al elemento agua, swadhisthana chakra. Ram pertenece al elemento fuego, manipura chakra. Yam pertenece al elemento aire, anahata chakra. Ham pertenece al elemento éter, vishuddhi chakra.

Los Bija mantras son definitivamente muy potentes. Aquellos aspirantes que no tengan bajo control sus formaciones mentales deberían practicar un mantra ordinario en lugar de un bija mantra. Cuando usas un bija mantra, el despertar del prana es incontrolable.

De todos los tipos de mantra explicados hasta ahora, el primero y el más alto es Om, siendo la semilla o bija mantra de todos los mantras. Los rishis se dieron cuenta de este Om cósmico en los niveles más elevados de conciencia, en el estado de autorrealización llamado Atma Sakshatkar.

Todos los mantras en existencia han venido de Om. Se compone de tres sonidos: A, U y M. Om se encuentra en todas las sociedades y todas las religiones, de una forma u otra. Om es el más destacado de los mantras.

Primero viene Om y luego el mantras Gayatri, que consta de veinticuatro sílabas. Los rishis védicos que recibieron este mantra se establecieron a un nivel muy alto de conciencia.

Los bija mantras contienen energía latente y potencial de diferentes fuerzas. Cada poder o fuerza en el mundo tiene su propio bija mantra, como ‘Objetivo’ para Saraswati, ‘Shreem’ para Lakshmi, ‘Kleem’, ‘Kreem’, ‘Hreem’, y así sucesivamente. Todos los mantras cortos, aparentemente sin sentido que podrías haber escuchado son bija mantras.

 

Poder del mantra

Hay muchas críticas al hinduismo porque se lo categoriza como religión. Esta objeción nace por tener un panteón lleno de dioses y diosas. Pero para el yogi la energía no es solo de un tipo; tiene innumerables formas y manifestaciones. Aunque la shakti – energía – primaria es una, sus manifestaciones son infinitas. Es por eso que se representan y se evocan energías en formas diferentes. En Yoga podríamos decir que Dios es una experiencia de frecuencia vibratoria de sonido y luz.

El mismo principio también se encuentra en la ciencia. Cuando la electricidad fluye desde un circuito central, funcionan todos los aparatos eléctricos como amplificadores, televisores, neveras, etc. La misma energía proporciona el calor del calentador, la frescura del ventilador o las imágenes y sonidos de la televisión. El calor, el frío las imágenes y los sonidos son manifestaciones variadas de una misma energía. El intelecto también es una forma de shakti, la memoria es otro shakti, el habla, el prana y el conocimiento son todos shaktis sin los cuales no podemos existir. Es por eso que hay diferentes bijas mantras para despertar los diferentes poderes de la mente y los cuerpos físico y sutiles.

Vidya Shakti – es el poder del conocimiento. Se percibe en la forma de Saraswati. No estoy hablando de la diosa Saraswati cuyo ídolo es adorado en el templo, sino de la energía que está en forma de vidya conocimiento o Saraswati. ¿Cuál es la forma de despertar esta energía? De todos los métodos dados, lo mejor es tomar el bija mantra de esa shakti y despertar su potencial.

 

Mediante la práctica del mantra japa, se despierta la voluntad consciente del aspirante, y a través de la fuerza de voluntad, todo se logra.

 

Yantra o diagrama místico

Todos los bija mantras deben practicarse estrictamente de acuerdo con ciertas reglas y regulaciones. No deberían practicarse solo leyéndolas de un libro. Anushthana solo debe emprenderse después de comprender bien el propósito y la necesidad de los bija mantras. Los tantra shastras explican que primero se debe hacer un yantra o diagrama místico, y dentro de eso se debe escribir el bija mantra. Por ejemplo, Sri es el mantra de Lakshmi, diosa de la prosperidad. Si quieres hacer un yantra para esto, la mejor manera es tallarlo en cristal. Esto se llama Sri Chakra. Es fácilmente disponible en el sur de la India y Orissa. Sin embargo, como no todos pueden obtener cristal, Sri Chakra también está hecho con cobre. El mantra Sri está escrito en el cristal o cobre y luego se realiza anushthana. Este es solo un ejemplo de los muchos mantras que se pueden instalar en un yantra. Nunca olvide que la práctica de anushthana nunca debe practicarse de manera descuidada.

El grupo de mantras pertenecientes al, como cuerpo energético como Om Namah Shivaya, Sri Rama, Hare Krishna, puede ser practicado por cualquiera que entienda y tenga fe.

 

Beneficios de los mantras

¿Qué se puede lograr con el uso de un mantra? Es importante que los sadhakas estudien y entiendan esta ciencia de la manera correcta.

Primero hay entender que el mantra japa debe practicarse a diario con disciplina de manera ininterrumpida. Una vez que decides hacer un numero malas de japa al día, es importante hacer el mismo número de malas todos los días con regularidad.

Diferentes mantras tienen diferentes beneficios. El mantra Japa de Gayatri es muy beneficioso para la salud y el intelecto. Ej. quienes padecen enfermedades de la piel o deficiencia de hierro reciben ayuda de los mantras de Surya (sol).

A través del mantra uno puede eliminar la enfermedad, el dolor y la inquietud. Los mantras son tan poderosos que con su práctica pueden cambiar los malos hábitos.

 

Despertar el mantra

El sadhaka debe tener su propio mantra y practicar japa con total regularidad durante quince minutos o media hora diariamente. La concentración no es necesaria para japa, la concentración de la mente no es importante; lo importante es la fe y la creencia, si tu fe es débil y tu concentración fuerte, no alcanzarás el poder del mantra. Si tu concentración es débil, tu mente corre de aquí para allá, pero tu fe y devoción son inquebrantables, el mantra pronto despertará dentro de ti. Por esta razón en el mantra shastra se pone mucho énfasis en la fe y la devoción del sadhaka.

Hay dos fuerzas o poderes en el mantra. Uno es el poder de la conciencia – Shiva o Purusha – El otro es la fuerza de la naturaleza – Shakti o Prakriti – A través de la sadhana, estas dos fuerzas se despiertan; por eso es muy importante para la vida de un Sadhaka incorporar la práctica de mantras en su vida para ayudar a su proceso evolutivo.

 

Magia de Mantra

Los mantras son quizás la herramienta más poderosa en el yoga para la auto-transformación, los cuales no confrontan directamente a la mente. Los mantras trabajan en silencio en las capas más profundas del ser; en los niveles de vibración que están más allá de la estructura atómica. Para el practicante cantar mantra suele ser una experiencia placentera, pero esto no es una regla, hay practicantes que les resulta difícil esta técnica.

Lo importante en la práctica de un mantra es la vibración. Uno debe estar en posición de sintonizarse y conectarse a la naturaleza vibratoria del mantra. Sintonizarse es un arte y la mayoría de las personas fracasan en ajustarse con las vibraciones. El arte de sintonizar con la vibración del mantra es sutil y viene con la práctica. Es una habilidad que enseña a reconocer el despertar de Nada – la fuente de todo sonido – Es similar al zumbido del bhramari pranayama. Si uno puede sentir el zumbido subyacente al canto del mantra, entonces el canto se convierte en una experiencia muy edificante. Cada mantra tiene vida propia, y una vez que la vida se despierta y se puede reconocer y sintonizar con ella, se convierte en una experiencia gozosa. Es como flotar sin esfuerzo sobre las olas en la orilla del mar. Uno puede luchar con la ola o soltar y ser llevado por ella. Esa es exactamente la situación con mantra. Cuando uno está sintonizado, entonces el flujo está allí, la respiración se vuelve rítmica.

El despertar del shakti de mantra ocurre cuando hay una repetición continua. Se dice que el poder que contiene el mantra se libera cuando se golpea repetidamente con la vibración del sonido. La tradición también nos dice la cantidad de veces que se cantará el mantra. Cada mantra tiene el mismo objeto, despertar el cuerpo vibratorio, y en ese proceso se trasciende la mente burda. Entonces uno no tiene que hacer cientos de mantras diferentes para lograr un estado superior. Uno puede tener Mantra Siddhi – perfección con un solo mantra.

En muy pocos ashrams es posible obtener la guía de un maestro, que ha pasado por la masa de mantras en la tradición india y nos ha dado una selección que se puede realizar de forma segura y sencilla sin efectos secundarios adversos. En la Tradición de Satyananda se nos han dado Mahamrityunjaya mantra, Gayatri mantra y los 32 nombres de Durga como los mantras básicos que son beneficiosos y adecuados para todos. También nos han dado cuatro textos diferentes para cantar: Saundarya Lahari, Ramacharitamanas, Bhagavad Gita y Durga Saptashati. Se dice que estas prácticas liberan a uno durante Kali Yuga, la era actual.

La etapa superior del mantra japa es mental porque la fuente del sonido se establece en el nivel sutil. Lo sutil es siempre la fuente real, aunque la mente burda se niega a aceptarlo debido a la atracción de los sentidos hacia los deseos y los objetos de deseo.

Después de cantar en voz alta por un tiempo, cuando la mente automáticamente intro-vierte, el canto debe continuar sin un sonido audible, llamado Upanshu, y luego japa mental, cuando la mente se enfoca más. Uno tiene que hacer este esfuerzo para cambiar a japa mental con regularidad y no depender de y estar conectado a japa externo.

Los mantras tienen diferentes cualidades y lentamente uno se vuelve sensible a estas cualidades. Los shakti mantras, como los 32 nombres de Durga, despiertan el Kundalini Shakti – la energía que está guardada en Mooladhara chakra, y durante la práctica de este mantra se pueden sentir movimientos de shakti en el pasaje espinal de energía.

El canto védico con su estilo específico que consiste en notas udaat (alto), anudado (bajo) y svarit (medio). Uno puede sentirse como un testigo mientras los mantras continúan espontáneamente. Gayatri mantra da la experiencia de luminosidad. Mahamrityunjaya brinda la experiencia de curación, y una sensación de profunda relajación impregna todo el cuerpo físico y mental.

El más completo de todos los mantras es por supuesto, el mantra Om. En la búsqueda de lo más esotérico la gente olvida este mantra más básico y completo. Todos los demás mantras normalmente vienen precedidos de él, porque tiene la cualidad de introvertir la mente inmediatamente. Esto se afirma en los Yoga Sutras, donde el Om mantra se da como la única expresión de Ishwara – la realidad que no se descompone, conocida como  Dios.

Las tres partes del Om mantra: A, U y M, cubren toda la posibilidad de manifestación sonora. Por lo tanto, no hay una forma ideal de cantar Om, y puede haber diferentes combinaciones dependiendo de la duración relativa de las tres partes. Depende de la evolución de uno. Pero la regla simple es ver qué combinación da la máxima vibración sin estresar la respiración.

Se dice que en esta era, Kali Yuga, el único medio de trascendencia es cantar mantras y Kirtan. La mente moderna está distraída hacia muchas direcciones diferentes, y necesita una herramienta simple para enfocarse. Los mantras sirven para este propósito de la manera más efectiva y silenciosa. Pero los mantras tienen que ser aceptados puramente como vibraciones sonoras y no como cantos religiosos en lengua india; sólo entonces sucede la magia que revela sus poderes.

 

No creer nada y dejar que la experiencia llegue

Quizás recuerdes la primera vez que cantaste el mantra Aum en una clase de yoga: ¿cuál fue tu reacción? “¿Qué es esto?” “¿Quiero hacer esto?” “Esto pertenece a alguna religión extranjera; no es para mí”. “¡Tonterías supersticiosas!” “Buen sonido, pero ¿y qué?” Luego, gradualmente, a lo largo de los meses y años le presentaron otros mantras: los mantras como Gayatri y Mahamrityunjaya, y quizás respuestas similares surgieron en su interior. Luego escuchaste o leíste acerca de mantras particulares para mordeduras de serpientes, etc. y pensaste: “¡Bueno, ahora nos estamos acercando a la brujería!

¿Depende el poder del mantra de la ingenuidad o el entendimiento y las creencias del practicante? ¿Tienes que creer en el mantra para que tenga un efecto? La mayoría de nosotros descubrimos por nuestra propia experiencia que el mantra nos afecta directamente, que afecta a toda aquella persona que lo repite. Nos podemos sentir más tranquilos o con más energía, de acuerdo con el mantra cantado, y más centrados y completos después de cantar. Tal vez sea mejor no creer nada, simplemente hacer la práctica y decidir sobre la base de su propia experiencia. También es importante estar abierto a la posibilidad de que tu experiencia cambie

 

Estar abierto a la posibilidad

Larry Dossey, médico estadounidense y autor de Palabras sanadoras: el poder de la oración y la práctica de la medicina, hablaba hace unos años  de un “único estudio científico occidental que apoyó firmemente el poder de la oración para mejorar estados de salud”. El autor exploraba los paradigmas antiguos y modernos de la medicina, la naturaleza y los efectos de la oración, las relaciones entre la oración y la curación, el médico y el paciente, y mucho más. Su conclusión: “Con el tiempo decidí que no emplear la oración con mis pacientes era el equivalente a retener deliberadamente una droga potente o un procedimiento quirúrgico que ayuda a curar”.

Entonces, sea cual sea nuestra fe, inclinación o filosofía de vida, cualquiera que sea nuestra comprensión de Dios, del espíritu absoluto o universal, revisémoslo. Ciertas creencias nos mantienen cautivos en conjuntos mentales que pueden convertirse en obstáculos para nuestra evolución espiritual. El espíritu del yoga es estar abierto a información e ideas nuevas y diferentes, sopesarlas inteligentemente con lo que ya sabemos, y estar dispuestos a relajar nuestro apego a los viejos patrones mentales.

 

Yoga y Mantra Shuddhi (purificación-libertad)

El yoga representa la unión entre la mente inferior y la superior, la unión entre el yo inferior y el superior. Las prácticas de yoga te llevan hasta allí. Cuando tomas aspirinas puedes tener el efecto secundario de una úlcera péptica. Los efectos secundarios del yoga son positivos; dan claridad mental, una buena personalidad y buenos valores. Pero son efectos secundarios. El objetivo del yoga es la unión de quienes somos en nuestra totalidad a través de un proceso de Shuddhi – purificación. De acuerdo con el yoga, la purificación se lleva a cabo primero al nivel del cuerpo físico, luego del cuerpo sutil, para nivelar y purificar los pranas, permitiendo que los flujos de todas estas energias queden libres para llegar a cada una de las partes del cuerpo. Y luego la purificación en el nivel mental para equilibrar y dirigir las energías mentales.

El yoga habla de estos tres cuerpos: el cuerpo denso – Sthoola Sharira, el cuerpo sutil – Sukshma Sharira y el cuerpo causal Karana Sharira. La purificación tiene lugar en las tres dimensiones. Todo el mundo sabe cómo limpiar su cuerpo por fuera, pero los practicantes de yoga aprenden a hacerlo por dentro como a la vez aprenden a limpiar su mente haciendo las prácticas de meditación como: antar mouna, ajapa japa, etc. El cuerpo y la mente se relacionan con el cuerpo burdo y el sutil.

 

El cuerpo causal

Sin embargo es muy difícil alcanzar y purificar el cuerpo causal. Esa es la purificación más importante, porque todos sus Karmas, Samskaras – impresiones y Vasanas – deseos, se almacenan allí. Las impresiones de miles de encarnaciones, desde la ameba hasta el ser humano, se almacenan en el cuerpo causal.

Estas impresiones surgen de vez en cuando en la forma de pensamientos y sueños. Muchas veces te molestan y no sabes cómo manejarlos. Debes purificar esas impresiones porque sin purificación no puedes progresar. En la vida siempre hay obstáculos; se paran frente a ti en forma de agonía, dolor, depresión, avaricia, odio, etc. Según el yoga, solo el sonido puede llegar al cuerpo causal e influir en esta dimensión de tu ser para ser purificado.

 

Este Texto ha sido escrito tomando como referencia diferentes satsangs y artículos de la revista yoga magazine, perteneciente a Bihar School of Yoga, siendo la primera universidad de yoga establecida en el mundo. Esta institución de renombre global tiene más de 55 años de trabajo como Centro de Desarrollo de prácticas Yoga, el cual pertenece a la tradición yógica milenaria de Saraswati.

Sannyasi Dharmajyoti